jueves, 25 de abril de 2013

GANADERIA REVOLUCIONARIA CON AGUA DE MAR Y “MMS”



New post on Josep Pamies blog


Gracias al trabajo extraordinario de un ganadero valiente y a la vez inteligente, se va a poder evolucionar de una ganadería industrial   aberrante  a otra, donde al menos los animales no sean tratados indiscriminadamente con antibióticos, anti-inflamtorios, vacunas y demás arsenal farmacéutico.
 En estos momentos de cambios en la legislación europea en pro de una mejor calidad de vida de los animales en granja, no es casualidad que se les haya  pasado por alto el tema de la medicación y la alimentación que deben recibir.
Los poderosos lobys farmacéutico y alimentario tienen bien acotado el espacio en el que se puede mover la política comunitaria.
Con espaciar  un poco el hacinamiento actual de los animales de granja ya se dan por satisfechos.
 En cambio Roger Rabes " el ganadero en cuestión" a dado un paso de gigante al cambiar la alimentación basura de sus animales,  hacia una sin transgénicos y con mas pasto seco y dando preventivamente y curativamente agua de mar a sus animales para prevenir y curar casi  todas las enfermedades que puedan aparecer.
Cuando algún animal , a pesar de todo cae enfermo y si es de temer por su vida, Roger ha experimentado con resultados casi milagrosos el uso del MMS (Dióxido de Cloro), obtenido a partir de un mineral , el Clorito sódico, de coste ínfimo, más un ácido (ácido cítrico o ácido clorhídrico) también obtenido a precios irrisorios.
Simplemente con una buena alimentación, agua de mar y Dióxido de cloro, prácticamente no conoce las bajas por enfermedad y consigue una carne sin ningún residuo químico farmacéutico . Ahorrándose además un montón de dinero en medicamentos inútiles.
Si la Unión Europea copiara los avances del sistema de producción que ha experimentado Roger, toda la Sociedad gozaría de una carne sin antibióticos, que como todos sabemos son en parte la causa de la resistencia observada en humanos de casi todos los antibióticos conocidos,  que hace exponernos a pandemias  de todo tipo sin disponer de efectividad de ninguno de los antibióticos utilizados tanto en humanos como en animales.
La experimentación además del Dióxido de cloro en animales sin ningún efecto secundario, pone en cuestión la prohibición de la Administración sanitaria española para uso en humanos, desaprovechando un producto que podría salvar muchas vidas de personas afectadas de infecciones graves, no controladas actualmente por casi ningún medicamento.
En este enlace  http://www.youtube.com/watch?v=pv-FJ7aGhi0 podrán ver el video de la lección magistral con la que nos deleito hace unos días , explicando con detalle su investigación.

Noticias de Ecoportal




El derretimiento del Ártico
No es sólo que el hielo marino se está fundiendo en el Ártico. La capa de hielo de Groenlandia está también perdido masa de hielo a una velocidad alarmante especialmente en los márgenes. Comparado con el resto del mundo, el Ártico se ha estado calentado casi el doble. El glaciar más activo en Groenlandia –el Jakobshawn- vertía al océano a una velocidad de 7 kilómetros por año en 2002, ahora, esto se ha incrementado a 15 kilómetros por año, lo que significa dos veces la cantidad de hielo que se libera al océano como icebergs que contribuyen a la subida del nivel del mar. 


* Derechos de otras especies (no humanas)
Por Grettel Navas (Costa Rica) 
El racismo es violentar o creer que otra persona es inferior únicamente por ser de una raza distinta. El machismo, así como el feminismo es violentar a otra persona únicamente por ser de un género distinto y el especismo -concepto que concierne a este artículo- es agredir o violentar los derechos de otro ser vivo únicamente por ser de otra especie. 


* En el Siglo XXI ¿Marx sería extractivista?
Por Eduardo Gudynas
La promoción de la gran minería a cielo abierto se ha instalado en los últimos años en los gobiernos progresistas de Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Uruguay y otros tantos países. Esa es una estrategia que, desde una primera mirada, es ajena a lo que se espera de un gobierno de izquierda. Entonces, ¿cómo defienden los progresistas a la minería? Recientemente hacen esa defensa invocando a los pensadores del socialismo clásico. Según algunos, si Marx viviera hoy, y estuviera en América Latina, sería extractivista. Esta cuestión es analizada en las líneas que siguen. 


* ¿Puede la civilización sobrevivir al capitalismo?
Por Noam Chomsky
Hay capitalismo y luego el verdadero capitalismo existente. El término capitalismo se usa comúnmente para referirse al sistema económico de Estados Unidos con intervención sustancial del Estado, que va de subsidios para innovación creativa a la póliza de seguro gubernamental para bancos demasiado-grande-para-fracasar. 


* La mutación del sistema de intervención militar de los Estados Unidos
Por Jorge Beinstein
Conceptos tales como "keynesianismo militar" o "economía de la guerra permanente" constituyen buenos disparadores para entender el largo ciclo de prosperidad imperial de los Estados Unidos: su despegue hace algo más de siete décadas, su auge y el reciente ingreso a su etapa de agotamiento abriendo un proceso militarista-decadente actualmente en curso. 


* El gran dilema ecológico de la Sociedad Moderna
Por Carlos Fermin
Valorar el Medio Ambiente, siempre ha sido una triste realidad esquiva para el transitar de la Humanidad. La importancia de preservar nuestro hábitat de vida, nunca fue la prioridad de las civilizaciones que poblaron los cimientos de la Tierra, para agraciar a la guerra, el dogma y el apego a lo material. A través del tiempo, el Hombre se encargó de hipotecar el destino de la Pachamama, por el perverso capricho del ecocidio. 


Archivo de artículos publicados, ordenados por tema 

Cuando el...


jueves, 28 de marzo de 2013

Sucedió en una playa de Perú



 CUANDO SUCEDEN ESTOS HECHOS...SE REAFIRMA LA ESPERANZA EN LA HUMANIDAD.  LASTIMA QUE NO SE DIFUNDAN UNA Y OTRA VEZ, COMO HACEN CON HECHOS  NEGATIVOS.  
NO SE LO PUEDEN PERDER esto sucedió en una playa de Perú y fue filmado por un bañista... Miren la reacción de la gente.


sábado, 2 de marzo de 2013

LA TIERRA VIVE Y RESPIRA....

NO DEJEN DE VER ESTE VIDEO


Cliquea sobre la imagen 

miércoles, 20 de febrero de 2013

El Vegetarianismo, ¿Un Problema de Salud?

01/02/13

Hace mucho tiempo que los líderes religiosos, filósofos y profetas se oponían al consumo de animales. Y hace siglos que estas religiones, filosofías y modos de pensar aciertan que el consumo de carne es nocivo para la salud humana e impide el desarrollo espiritual y físico. Todos proclaman que los animales son prójimos a la raza humana y que la razón para la existencia de los animales no es ni la conveniencia ni la alimentación humanas. El reino animal tiene sus propios objetivos que nosotros los humanos con nuestro conocimiento y nuestra capacidad de reflexión debemos ayudar a realizar.
Hace mucho tiempo que los líderes religiosos, filósofos y profetas se oponían al consumo deanimales. Y hace siglos que estas religiones, filosofías y modos de pensar aciertan que el consumo de carne es nocivo para la salud humana e impide el desarrollo espiritual y físico. Todos proclaman que los animales son prójimos a la raza humana y que la razón para la existencia de los animales no es ni la conveniencia ni la alimentación humanas. El reino animal tiene sus propios objetivos que nosotros los humanos con nuestro conocimiento y nuestra capacidad de reflexión debemos ayudar a realizar.
Pero después de que murió el profeta que llevó a cabo esos mensajes, llegaron a ser menospreciados debido a la falta de comprensión, al egoísmo, y a la avaricia, que son innatos a la humanidad. Esta distorsión se detecta bien en la época de la cristiandad, puesto que todas las religiones que buscan feligreses también tratan de convertirlos a través de la comida, ya que es un aspecto vital de la existencia humana. Debido al egoísmo, al deseo de la comodidad, a los sentimientos de superiodidad, y al hedonismo de los humanos, el significado original de esas palabras no siempre se transmite. Pero cada individuo debe decidir en contra o a favor de las leyes de la vida. Cualquier decisión que se tome, hay que sufrir las consecuencias de la misma. Se podría pensar que la exposición clara sobre nutrición en los textos religiosos así como las consecuencias de no observar esas leyes habrían servido de punto de partida. Al contrario, parece que no es así. El número pequeño de vegetarianos verdaderos y la incidencia alta de enfermedades en nuestros países debidas a la 'civilización' muestran que este tipo de amonestación no fue muy eficaz. Las razones de esto deben buscarse en la información unilateral e incompleta que recibe el público referente a la relación entre la nutrición y las enfermedades de lo cual la comunidad científica sabe mucho. Otra razón puede ser que los conceptos del metabolismo que en realidad son hipótesis siempre se presentan como la pura verdad. Estos hallazgos, sin embargo, son meramente el reflejo del estado presente de las ciencias, que todavía no es el adecuado. Si la hipótesis resulta ser falsa, se celebrará como "progreso científico" sin considerar el hecho de que la nueva hipótesis también podría tener fallos. De todos modos, las teorías indemostrables y a menudo contradictorias se aceptan exactamente como las muchas preguntas todavía no contestadas. Y también hay que recordar que la estrecha cooperación entre grupos de interés y el comercio determinan lo que se publica, su presentación y su propaganda.
Comida, Salud y Vitalidad
Por naturaleza, necesitamos beber y comer cada día para aprovisionar el cuerpo con la energía necesaria para mantener las funciones vitales. Por eso, no vivimos para satisfacer nuestros placeres culinarios, sino que la comida nos mantiene sanos y nos da el poder de hacer frente a las necesidades físicas y mentales de la vida cotidiana. Por lo tanto, cualquier dieta que no contribuya a esos objetivos es incorrecta. La relación directa entre comida, salud y funcionamiento del cuerpo se ha conocido y descrito desde siempre. Pero no se había empezado a investigar los alimentos animales como fuentes de enfermedades hasta recientemente. Sólo recientemente la presión por la disminución general de los niveles de salud y el aumento en los costes médicos ha llamado la atención de la investigación médica. A pesar del progreso en este área, las declaraciones (a menudo contradictorias) con respeto al papel que juegan la carne, las grasas animales, los carbohidratos, los cereales, las verduras y los alimentos crudos en el desarrollo de las enfermedades llamadas "de la civilización" pueden describirse como extrañas. Hasta hoy, las investigaciones se realizan con el objetivo de presentar artículos técnicamente producidos, químicamente modificados, coloreados, genéticamente modificados, con sabor alterado, conservados e irradiados como si tuvieran el mismo valor nutricional que los alimentos naturales. Así, la motivación para las investigaciones es generalmente una presentación promocional de los productos y nuestras leyes facilitan esto. Aunque las leyes requieren que toda la información presentada en la publicidad sea correcta, no contienen cláusulas que exijan que todos los efectos adversos conocidos y posibles también sean citados. La industria puede usar esloganes como "Fleisch ist ein Stück Lebenskraft!" («¡La carne es vitalidad!»), que es esencialmente cierta, pero sólo para el animal del cual proviene.
El Consumo de Carne...
El consumo de carne no sólo tiene efectos negativos sobre la salud, sino que también afecta indirectamente al clima, la vegetación, y la agricultura tanto aquí como en el Tercer Mundo. Hace cien años, nuestradieta básica consistía en cereales, legumbres, hortalizas, patatas, frutas y productos lácteos. Con la mejoría del nivel de vida, aquella dieta se vio cambiada progresivamente con carne, pescado, aves de corral, grasasanimales, y comidas esterilizadas, cocidas y conservadas que no contienen muchas sustancias vitales. Hoy en día, los consumidores del mundo occidental ingieren un 35% más de productos lácteos, un 52% más de carne, un 84% más de pescado, un 190% más de huevos, y un 280% más pollo que en el año 1900. Se usa más y más tierra cultivable para la crianza de los animales, se ha alcanzado un porcentaje del 65% de la tierra usada para la agricultura. Los animales que se engordan para la matanza consumen la mitad de los cereales del mundo y el 90% de la cosecha de soja. Sus excrementos conducen a la contaminación de las aguas subterráneas y el metano que producen contribuye a la destrucción de la capa del ozono. No se sabe mucho, pero además del metano, una sola vaca produce tanto monóxido de carbono como un automóvil. La agricultura intensiva también es responsable en parte de la contaminación del aire, ocasionando enfermedades de los pulmones y los órganos respiratorios así como una mayor aparición de alergias. Los animales en las granjas de los EE.UU. y de Europa producen 110.000 kg/seg de excrementos de los cuales no pueden deshacerse adecuadamente debido a la enorme cantidad. Dependiendo del animal, se requieren hasta 17 kilos de cereales para producir un solo kilo de carne. Durante este "procesamiento", más del 90% de la proteína vegetal, el 92% de los carbohidratos, y toda la fibra se pierden. En los Estados Unidos solamente, se sacrifican más animales anualmente que el número de personas que habitan el mundo. Si se redujera el consumo de carne tan sólo un 10%, se podría alimentar a más de mil millones de personas con una dieta vegetariana, con sólo los granos que se conservarían. Pero, en la actualidad, unos 38.000 niños se mueren por desnutrición cada año; y en 1991, 20.000.000 de personas murieron de hambre. Estas cifras fueron publicadas por la organización medioambiental más notable del mundo: la Fundación Earth Save de Nueva York.
Un Aumento Significativo de las Enfermedades
Para producir las enormes cantidades de comida que necesitan losanimales de granja, millones de toneladas de pesticidas, vermicidas, fungicidas e insecticidas se usan anualmente. Estos venenos ambientales contribuyen a la contaminación del agua potable y por sí mismas serían suficientes para matar a la población entera del mundo por envenenamiento. Durante los últimos 100 años (durante el citado cambio hacia la proteína animal), el número de enfermedades cardiovasculares mortales ha aumentado del 4 al 5% anualmente y hoy representan dos tercios de las muertes en los países occidentales. Asímismo, el cáncer, las enfermedades reumáticas, el asma, la bronquitis, la artritis y las alergias, por citar algunas, han aumentado significativamente. En niños menores de 12 años, el cáncer es la causa más común de muerte hoy en día.
"El hombre moderno no se ve como parte de la naturaleza, sino como una fuerza exterior destinada a conquistarla. él habla aún de una lucha contra la naturaleza, olvidando que si jamás ganara la batalla, se encontraría en el lado que pierde".
E.F. Schumacher, Economista
Entre los años 1975 y 1985, según las estadísticas de la Federación Alemana de Compañías de Seguros de Salud, el número de pacientes con enfermedades cardiovasculares aumentó en un 41%, el de los que tienen tumores en un 80%, los que ingresaron en el hospital en un 114% y las enfermedades relacionadas con el embarazo y el parto aumentaron en un 228%. No proclamo que esto se deba exclusivamente al consumo de carne. No obstante, las estadísticas muestran que a los vegetarianos les afectan menos dichos males. A pesar de esto, al público se le "informa" constantemente de que los vegetarianos son enfermizos, sufren desnutrición, son débiles y padecen deficiencias de vitaminas. La razón de este tipo de propaganda es obviamente quitar la atención sobre las razones verdaderas del empeoramiento de la salud general.
Estudios Médicos
Para obtener datos fiables, se emprendieron unos estudios a gran escala respecto a los vegetarianos. Por ejemplo, en Alemania, por nombrar unos pocos, se efectuaron unos estudios en la Universidad de Giessen, por el Centro de Investigación sobre el Cáncer de Heidelberg y por la administración de salud de Berlín. También tenemos los resultados del estudio sobre mormones de California en el cual analizaron a 10.000 personas que habían sido vegetarianos durante toda la vida; del estudio noruego de intervenciones con 1.232 hombres; del gran estudio americano de bienestar con 13.344 hombres y mujeres; del estudio de Oslo sobre reumatismo y los muy obvios resultados del estudio vegetariano chino llevado a cabo por la Universidad de Cornell (EE.UU.) con más de 8.000 hombres y mujeres. Cada una de estas investigaciones mayoritariamente demostraron la esperanza media de vida superior y el riesgo más bajo de enfermedades entre los vegetarianos. El estudio de Oslo del reumatismo también mostró que una dieta vegetariana puede usarse con éxito como terapia y que no sólo resulta en una mejoría subjetiva, sino que también se observa una mejoría objetiva y funcional de las articulaciones afectadas. En el estudio chino, las condiciones bajo las cuales la gente vive fueron de una gran importancia. Más del 90% de esas personas viven y mueren en la región donde nacen. Comen casi exclusivamente alimentos producidos localmente y no procesados, beben la misma agua y viven y trabajan bajo las mismas condiciones toda la vida. Raramente hacen viajes y, debido a su reducida movilidad, es un grupo de gente muy homogéneo, genéticamente hablando. Su modo de vida, a diferencia del mundo occidental, básicamente es el mismo de la infancia a la vejez. Cada uno de los estudios que he mencionado llega a la conclusión de que los vegetarianos tienen con diferencia el peso más normal, la mejor presión y composición sanguínea, y son menos enfermizos comparados con los omnívoros. A pesar de su esperanza de vida más prolongada, la incidencia de cánceres es más baja que el promedio y el porcentaje de supervivencia mejora si se adopta una dieta vegetariana después del diagnóstico de cáncer. No se diagnosticaron enfermedades de deficiencia y la cifra de enfermedades infecciosas fue inferior al 25% del promedio. Sin excepción, los valores de sangre fueron normales y los niveles de hierro y de ácido úrico fueron también normales. Los niveles de colesterol y triglicéridos que colocan en riesgo de enfermedades cardíacas en el 80% de los analizados estaban en los niveles más bajos dentro de lo normal e inferiores aún en los veganos.
La Vitamina B-12
La creencia no demostrada de que los vegetarianos tienen deficiencias de vitamina B-12 llevó a los autores a concentrarse en este tema. Los que afirman que este peligro existe dicen que no hay vitamina B-12 en las plantas y que el cuerpo humano no puede producirla, de modo que tendría que ser consumida a través de la proteína animal. Estas afirmaciones han sido refutadas, puesto que todos los vegetarianos y veganos examinados presentaron niveles normales de vitamina B-12. Esto significa que los humanos parecen ser capaces de producir esta vitamina, probablemente en la zona enteral. Además, las cantidades de vitamina B-12 consumida en forma de microorganismos y bacterias de la tierra parecen ser suficientes para evitar una deficiencia de esta vitamina en los vegetarianos.
Mujeres Vegetarianas
Además, está la teoría de que la proteína y grasa animales no sólo son parcialmente responsables del gran número de casos de enfermedades cardíacas, sino que también crean condiciones bajo las cuales pueden aparecer las formas comunes de cáncer, diabetes, osteoporosis y muchas enfermedades metabólicas. Cuantos más alimentos de origen animal haya en la dieta, más se diagnostican las enfermedades susodichas. La relación estadística entre cáncer de mama y consumo de carne también se estableció. Las mujeres vegetarianas tienen una menor incidencia que las omnívoras. Este hecho bien conocido se menciona a menudo en relación con el de que las muchachas vegetarianas alcanzan la pubertad dos o tres años más tarde que las otras muchachas, por término medio. Las mujeres vegetarianas también tienen un menor riesgo y niveles inferiores de osteoporosis post-menopáusica. Las mujeres chinas vegetarianas analizadas consumen sólo un tercio de la cantidad de calcio que consumen las mujeres europeas, pero en su caso, todo el calcio proviene de alimentos vegetales en vez de productos lácteos como en los países occidentales. La osteoporosis tal como la conocemos casi no existe en esta región y ¡ninguna de las mujeres analizadas tenían esa enfermedad! El resultado de todas estas investigaciones puede resumirse en una sola frase. Como dijo el profesor Colin T. Campbell, que dirigió la investigación china: «Las dietas que contienen grasas y proteínas animales nos hacen más enfermos de lo que quisiéramos admitir».
Suicidio con Cuchillo y Tenedor
Considerando que más del 70% de las enfermedades mortales están causadas por factores dietéticos, la afirmación de que es posible suicidarse con cuchillo y tenedor no es tan risible. Pero este es un problema con el que cada uno debe enfrentarse personalmente y nadie puede tomar esta decisión por otra persona. Sin embargo, la información clara y bien fundada hace más fácil esta decisión. Hay un refrán chino que afirma que en un viaje muy largo los primeros pasos son los más difíciles... De todos modos, los postulados religiosos sobre la relación entre el hombre y los animales que concibió nuestro Creador también deberían ser considerados. La perversión despiadada de esto puede observarse en las horripilantes imágenes de los transportes de animales desde Europa a Asia y a Africa. Este tipo de mentalidad explotadora irresponsable no sólo es legal, sino que también se subvenciona con los impuestos que pagamos y es justificada por las iglesias empleando citas bíblicas.
Cambiar Nuestra Forma de Pensar
El vegetarianismo nos muestra la vía hacia un modo de vida mássaludable, a unas realizaciones espirituales necesarias, a la mejora de la salud general de la población, a la disminución de los costes de la sanidad y a evitar la muerte de millones de personas por desnutrición ahora y en el futuro. Además, el vegetarianismo nos conduce a la protección de nuestros seres prójimos, que es más necesario ahora que nunca puesto que el papel del reino animal en el plan de la creación no es ser el objetivo de cualquier tipo de explotación ni servir de alimentación a la raza humana. Al contrario, como seres inteligentes con sabiduría superior y más intuición, realmente estamos obligados a ayudar a los animales en sus vidas. Así que la pregunta real es: ¿Qué nos impide vivir y comer como vegetarianos? La respuesta sólo puede encontrarse en las esperanzas y deseos de cada individuo. El medio ambiente en que vivimos con nuestros seres prójimos es un producto de nuestro modo de pensar. El mundo que hemos creado de esta manera sólo puede cambiar si nosotros mismos cambiamos nuestra manera de pensar, y así nuestra manera de vivir.Ecoportal.net
Página de la Vida
http://www.proyectopv.org

Ecología, espiritualidad y conocimiento


23/01/13 Por Víctor M. Toledo

¿Bajo qué fórmula secreta 200 mil hogares japoneses logran garantizarse un abasto directo de alimentos sanos provenientes de productores orgánicos?
¿Por qué Cuba, la roja, se está volviendo verde? ¿Qué hizo posible que en el país más extenso del mundo, los indígenas inuit se volvieran los legítimos dueños de la quinta parte del territorio canadiense? ¿Cómo surgieron 130 mil fincas de agricultura orgánica en Europa? ¿Por qué poetas como Octavio Paz, multimillonarios como Douglas Tompkins, teólogos como Leonardo Boff, políticos como Misael Gorvachov, o artistas como Maurice Béjart, reconocieron en la defensa del planeta la empresa suprema? ¿Por qué los campesinos de Centroamérica o los "sin tierra" de Brasil se están volviendo militantes de la agroecología?¿Alguien logró anticipar lo que hoy hacen unas 2 mil comunidades rurales en México, artífices de innovadores proyectos de inspiración ecológica? ¿Qué hizo a más de un millón de argentinos desechar la moneda y reinstalar el trueque?
Estas preguntas no parecen tener una misma respuesta. Y sin embargo, son inercias que responden a un impulso común. Hoy en el mundo una nueva fuerza (¿ideológica?, ¿política? ¿espiritual?) se despliega como un proceso silencioso y profundo, como una reacción en cadena frente a la degradación del mundo mercantilizado y deshumanizado. Son las expresiones, minúsculas pero tangibles, de una nueva ciudadanía planetaria, los preludios de una civilización cualitativamente diferente, los esperanzadores cimientos de una "modernidad alternativa". Sus "filosofías políticas" no parecen moverse ya dentro de la geometría convencional de izquierdas y derechas, y dado que surgen como ex-8. ECOLOGÍA,ESPIRITUALIDAD, CONOCIMIENTO 64 periencias fundamentalmente civiles se hallan por fuera de las complicadas discusiones entre los apóstoles del Estado y los adoradores del mercado. Son, en el fondo, reacciones de la ciudadanía organizada, frente al proceso de globalización perversa que el "sueño neoliberal" pretende imponer por todos los rincones del planeta. Es el renacer de la utopía: la búsqueda y construcción de una sociedad sustentable.
Muy poco se ha documentado de estos nuevos movimientos sociales, y mucho menos se sabe de los resortes que los mueven. A pesar de su enorme heterogeneidad y versatilidad, su principal rasgo es que son iniciativas realizadas por actores dotados de una cierta "conciencia de especie", de una nueva ética por la solidaridad con los otros seres humanos, con el planeta y con quienes lo habitan. Una conciencia que reconoce tanto los límites de la naturaleza como los abusos cometidos contra ella, y que por lo tanto vive preocupada por la supervivencia de la humanidad y de su entorno. Y es que hoy en día, la sociedad ya no puede ser pensada sin la naturaleza, y la naturaleza ya no puede ser visualizada sin la sociedad. Los tres siglos de industrialización que nos han precedido han subsumido los procesos naturales en los procesos sociales y viceversa.
Hoy, la sociedad global está impactando y desequilibrando varios de los principales ciclos y procesos de la naturaleza, y estamos ya ante lo que U. Beck (1998) ha llamado la "sociedad del riesgo." Los desusados eventos climáticos de la última década (incluyendo huracanes, inundaciones, sequías e incendios forestales), los impactos de los contaminantes industriales sobre la salud y los alimentos, los agujeros en la atmósfera y los nuevos organismos genéticamente modificados introducidos en la agricultura dan fe de ello. El ensanchamiento de la brecha que separa a los sectores y países ricos de los conglomerados marginados y explotados del mundo y la degradación de los más esenciales valores humanos, son otros elementos que contribuyen a incrementar la peligrosidad del mundo actual.
Pero no sólo de ambientalismo se están nutriendo estos nue65 vos movimientos sociales. Su otra gran fuente de inspiración, explícita o no, proviene de los enclaves menos integrados y modernos del orbe, de las olvidadas reservas civilizatorias de la humanidad: los pueblos indios. Estas culturas indígenas, hablantes de unas 5 mil lenguas diferentes, no sólo conforman la diversidad cultural del género humano, sus territorios se consideran estratégicos porque coinciden con las áreas biológicamente más ricas del planeta (Toledo, 2000). En muchos casos son dueños, además, de enormes extensiones de bosques o selvas, o de las fábricas del agua que, kilómetros abajo, es utilizada en las ciudades y en la industria.
Su principal aporte sin embargo es ideológico y espiritual. Los pueblos indios mantienen una visión del mundo de la que la percepción racionalista y utilitaria que prevalece en los espacios industriales ya no dispone. Para las culturas indígenas la naturaleza no sólo es una respetable fuente productiva, es el centro del universo, el núcleo de la cultura y el origen de la identidad étnica.
Y en la esencia de este profundo lazo prevalece la percepción de que todas las cosas, vivas y no vivas, están intrínsecamente ligadas con lo humano. Por lo anterior, cada día un número mayor de pueblos indígenasse lanza a jugar los juegos de la ecología política, y recíprocamente cada vez más contingentes de ambientalistas, conservacionistas y de consumidores verdes, ponen sus esfuerzos en las luchas por la defensa de la cultura, la autogestión comunitaria y los territorios de aquellos. Ecología e indianidad, lejos de ser movimientos reivindicativos dispares, tejen y entretejen los principios de una misma utopía, alimentando de paso la perspectiva de una modernidad diferente.
Y no sólo de espiritualidad y de reverencia por la tradición, el recuerdo y el mundo natural, se están alimentando estás nuevas corrientes. También de un nuevo tipo de conocimiento científico, técnico y humanístico, más flexible, menos etéreo y más terrenal, mucho más determinado por las necesidades de la gente, menos condicionado por las élites científicas, o como diría A. Koestler (1981), por los "cavernícolas académicos." 66 Y es que en el fragor de las luchas sociales, un nuevo ejército de científicos (naturales y sociales), técnicos, humanistas, educadores, pedagogos y filósofos han irrumpido, a veces con violencia epistemológica, en el actual escenario de los conocimientos (véase Feyerabend, 1982; Thuillier, 1990; Morin, 2001; Funtowicz y Ravetz, 1993; Leff, 2000). Y son ellos los que están rompiendo el monopolio de la cultura, subvirtiendo los cánones de la ortodoxia teórica y metodológica, atreviéndose a transitar por los nuevos senderos que marca el sentido común, denunciando la corrupción moral de las instituciones y de los científicos al servicio de la guerra y del mercado, ensuciando la actividad reflexiva en los lodos de la construcción alfarera de una nueva utopía.
La batalla no es sólo epistemológica, también es de política científica y tecnológica, y en fin de proyectos y de instituciones. Si en 1992, durante la "Cumbre de la Tierra" en Río de Janeiro, el mundo se estremeció con la presencia paralela de cerca de 9,000 organizaciones sociales de 167 países que llevaron hasta las playas de Flamengo a 25,000 militantes buscadores de una "modernidad alternativa" (este impulso logró conectar temporalmente por internet a 17,000 organismos de todo el mundo), diez años después el Foro Social Mundial realizado en Porto Alegre concentró a más de 50,000 participantes de todo el planeta, en la búsqueda de una sociedad diferente, en la construcción de una nueva utopía. Y es que como afirma Tomás R. Villasante (1995) "…todos los sistemas imperiales o globales que han existido siempre han incubado en su interior experiencias alternativas que les han llevado, antes o después, a otras alternativas de sociedad." Ecoportal.net
Del libro ECOLOGIAESPIRITUALIDAD Y CONOCIMIENTO -de la sociedad del riesgo a la sociedad sustentable-
Disponible en formato PDF en:
http://www.ambiente.gov.ar/infotecaea/descargas/toledo01.pdf